En este último mes recibí gran cantidad de mails preguntándome sobre la conveniencia de reparar o no una tabla partida , pues hombre depende ….. depende por donde sea la rotura y del aprecio que le tengas a la tabla , si la rotura es por la mitad de la tabla es complicado que la tabla vuelva a ser la misma pero , si se repara bien puede ser que tengamos tabla para rato , este es el caso de la Lufi de Kiko ,  una tabla partida en su tercer baño que se pudo reconstruir.
Un saludo

Una idea en “Otra partida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *